histori

EL CASTILLO
DE BENDINAT

El Castillo de Bendinat esconde entre sus majestuosas paredes una historia apasionante. Cuenta la leyenda que su nombre se debe a cuando el Rey Jaime I, en 1.229, durante la reconquista de la isla de Mallorca, acampó en estas tierras que hoy rodean el castillo. Cuenta la leyenda, tras una cruenta batalla, el Rey Jaime I y su Ejército que pasaban allí la noche fueron  agasajados con pan, ajo y aceite. Una vez terminado, el Rey Jaime I pronunció la frase “Ben dinat” que en mallorquín significa “Bien comido”.

Su llamativa arquitectura cuentan los historiadores se debe al capricho de la condesa Isabel Maria Széchenyi, originaria de centroeuropa que imprimió el estilo arquitectónico de la antigua Prusia y Austria a su residencia de antaño, el Castillo de Bendinat.

VIVE LA HISTORIA
EN UN ESPACIO ÚNICO